domingo

Alice















2/Corría por el mar, siempre corriendo. Como no caía se inclinó para palpar el agua. Un jugo azul suave en sus dedos. Se inclina sus rodillas encuentran soporte. Juega juega juega con el agua, agitándola, haciendo remolinos, se apolla con sus manos y se recuesta sobre los círculos, con la cabeza de lado apollada la mejilla y su cuerpo delantero. Una cama tornasol, los reflejos en su pelo. Se da vuelta, ahora recostando se, su mirada hacia el profundo cielo. El mar la abraza, Alicia se hunde.










3/Giraba, con las manos extendidas los brazos abiertos abrazaba el viento, sus pies perdían el equilibrio pero ella giraba sus cabellos reboloteando dorados, perfectos, como el sol, sus ojos celestes redondos se confundían con el cielo, el azul rodeaba su cuerpo, podía sentir el cielo perdiéndose entre sus vestidos, tanto azul la comprime la penetra por los poros, la abraza, la estrangulaba Alicia gira y su piel se deshace sus colores se pierden y su rotro se parte.










1/Iba caminando entre el mar y el cielo con pasos lentos temerosos parecía conocer el camino pero el mar comenzó a ponerse verde el susto se la comió su inocencia nunca existió pero al contemplar que sus pasos no se desequilibraban en aquel extraño suelo recobró la confianza para continuar con su andar ese suelo endurecido esponjoso muy extenso parejo parece engañoso? Cada vez más son pelos verdes que florecen, el suelo parece crecer el horizonte esta a 55 pasos Alicia erizada como gato disminuye su empeñoso paseo al sentir una brisa pesada contra ella cada vez costaba más caminar con el viento olía a girasoles ya no hay más campos verdes ahora sólo se asoman en alturas unas extensas manos gruesas cafés desapareciendo en sus cumbres desconocidas arriba unos dedos parecían tener bellosidad como de pradera la frondosidad intimidan te Alicia apenas podía reconocer algunos pedazos de cielo este desaparecía al fooooooooooooooooondo perdido entremedio de las manos ajenas caminaba entusiasta y sentía cómo el rose de las grietas duras y secas raspaban su suave blanca piel lisa de pétalos suave el olor a girasol estaba por todos lados saturando pero para Alicia era irreconocible ella sólo sabía caminar así que seguía seguía caminando caminaba hacia adelante adelante persiguiéndose persiguiendo sus pasos y seguía caminando se envolvía entre su vestido azul escondiéndose de las manos asperas los rasguños asustada de repente corre sus largas calcetas blancas se ensuciaban con la cafesosa espesa que salpicaba a cada paso que ella marcaba ya esta cansada empieza a detenerse para recuperar un aliento se inclina cae rendida al suelo pero el suelo no la resguarda ni la ensucia más bien es ella la que ensucia lentamente sus colores se derriten impregna el oscuro suelo y vuelve a ser un personaje de cuento en los blancos y lisos suelos.







imagenes de http://www.blogpocket.com/blog/2007/06/07/ilustraciones-de-alicia-en-el-pais-de-las-maravillas/

1 comentario:

Pipe dijo...

alicia en el pais de los colores...

ta bonito..
el texto nace de las fotos? o las fotos se encuentran a partir del texto?

:)